dijous, 4 de juliol de 2013



Dejar de ser tan dura, tan ácida.
La vida fácil que tengo no es merecida.

Como gato callejero, arisca,
maullando en el muelle, por un poco de marisco.
 
Marinero que no me da ni zurraspa, 
le robé su última pesca
y del pescado devolví limpia la raspa.
 
Perdona cariño, no te convengo,
es a tu madre a la que no convenzo, 
jamás pisaré un convento.

Aprovecho todo tal y como viene,
muevo hilos, al contrario que tú,
yo sí sé lo que me conviene.


Starlink.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada