dimecres, 14 de gener de 2015

Ant

Y ahora mis ojos saben
que las hormigas duermen en los relojes,
habitan en sus mecanismos y agujas,
como en los hormigueros
y que ellas, como todos,
son esclavas del tiempo.

Lucía


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada