dimarts, 11 de juny de 2013

◈◈◈◈◈

¿Acaso no era feliz el sultán,
cuando le contaba las mil y una mentiras Sherezade?

Se creyó su propio cuento
su estrella, sobre la i de firmamento
las mil y una noches, en el tiempo. 
  
Desarropándose en el beso,
metidos en su bostezo,
embotellados en el sueño.

Starlink.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada